El “horror” ortográfico que los exhibe

#ComentarioDelDía

 

Se ha hecho cada vez más evidente y es un secreto a voces, dentro de los empleados del nuevo ayuntamiento de Tuxtla Gutiérrez, que existe un séquito que –con obvia ineptitud- está dañando deliberadamente la imagen del alcalde, Carlos Morales Vázquez.

 

En menos de un mes, han hecho todo lo posible para que los ciudadanos se burlen de él y restarle fuerza. Por cierto, la mayoría, por errores ajenos a su persona. Por ejemplo, hoy Carlos Morales es sujeto a burlas en redes sociales ya que su mismo “equipo” lo obligó a posar frente a una mampara con un error ortográfico y después (su misma “gente”) le envió a los medios de comunicación esa fotografía. Lo caricaturizan y lo dejan como un ignorante, en un evidente daño a su imagen.

 

Dicen, al interior de la oficina de Comunicación Social del Ayuntamiento, que la mente maquiavélica detrás del daño a la imagen del presidente municipal recae en un tal Adolfo López Gutiérrez, mejor conocido como “Fito”, quien aprovechándose de la inexperiencia del fotógrafo de bodas, Alexis Sánchez, que “funge” como titular de Comunicación Social, se ha dedicado a enlodar la imagen del alcalde tuxtleco.

 

Incluso refieren que “Fito El Gurü” se ha dedicado a buscar que se haga ríspida la relación entre Alexis Sánchez y algunos medios de comunicación, por ejemplo, al “asesorarlo” para excluir a ciertos periodistas y comunicadores… incluso para la mismísima “toma de protesta” del alcalde, hace poco más de un mes.

 

Con fobias y complejos no se avanza. Carlos Morales Vázquez merece estar rodeado de gente con talento, que le ayude a resolver los grandes problemas de la ciudad… ¿qué le deberá Carlos Morales a “Fito” para tenerlo enquistado ahí…?, ¿por qué la soberbia de Alexis Sánchez… en qué se beneficia al afectar la imagen de quien le ha dado todo…?. ¿Es cierto que incluso Alexis Sánchez se dice más poderoso que el Secretario (Aquiles) y hasta que el Tesorero…?, al grado que actúa con mucha soberbia y ni siquiera los recibe en su oficina.

 

Pareciera ser que la intención es que no crezca la popularidad de Carlos Morales Vázquez para que así sea imposible su reelección o cualquier aspiración electoral futura… algo así como si Alexis Sánchez estuviera pateando su “canasta de los huevos de oro”. Que alguien le diga al fotógrafo, por favor, que si en lugar de complejos y en escuchar a “perversos” se pone a hacer bien su trabajo, Carlos Morales Vázquez podría pasar a la historia como uno de los mejores alcaldes de la ciudad. Pero si su propia gente le sigue metiendo el pie… el daño –en su imagen pública- va a ser irreversible para ambos.

 

Deja un comentario