Lo mejor y lo peor del 2018

-Predicciones informativas para el 2019 del Noticiero en Redes

Noticiero en Redes

El 2018 ha sido uno año de contrastes. Desde alegrías hasta las inevitables tragedias. Esta es la evaluación, que el equipo de información del Noticiero en Redes, hace de la clase política y de los personajes públicos durante estos 12 meses.

Rutilio Escandón Cadenas logró convertirse en gobernador de Chiapas, con más de 922 mil votos, lo que representó el 41.74% de la votación del 1 de julio. A pesar de una guerra sucia intensa, que buscó descarrilarlo para intentar quitarle la candidatura de Morena en Chiapas, desde espectaculares de una empresa con la perversa intensión de sacarlo de la jugada bajo el argumento de rebasar los gastos de campaña, hasta otras bajezas a las que tuvo que enfrentarse, se alzó con el triunfo en dos ocasiones. La primera, al hacerse de la candidatura resultado de la cercanía y trabajo constante junto a Andrés Manuel López Obrador lo que le permitió competir y finalmente ganar la elección estatal. Conformó un gabinete con alta participación de mujeres y reconoció también a quienes lo acompañaron en su caminar, hasta esta alta responsabilidad. Hoy Chiapas de Corazón, es el slogan de Rutilio Escandón.

Las mujeres que destacan con luz propia dentro del nuevo gabinete son Katyna de la Vega(Turismo) y María Mandiola Totoricagüena(Igualdad). Ellas tienen cosas en común y algunas coincidencias que llaman la atención, por ejemplo, no requieren de un puesto en la administración pública para hacerse de recursos. Durante toda su trayectoria se han conducido de manera honorable. En primera instancia Katyna, hija de Jorge de la Vega Domínguez es conocedora de la administración pública y hoy tiene nuevamente el encargo de promover a Chiapas como un destino viable para los turistas. Mientras que, María Mandiola demostró que tiene el tamaño suficiente para dar la cara por su gente, y si así como defendió a los tuxtlecos en el cabildo defiende a las mujeres en Chiapas desde esa nueva encomienda, entonces se augura en verdad un avance importante en la igualdad de género en la entidad.

Ismael Brito Mazariegos, es el actual Secretario de Gobierno de Chiapas. Cercano a Rutilio Escandón, tiene la responsabilidad de la política interna. El diálogo con las organizaciones (entre ellas las magisteriales, de salud y campesinas), así como con las distintas fuerzas políticas. Esas oficinas no le son ajenas, ya que dentro de su trayectoria se encuentra el haber sido Subsecretario de Gobierno. El reto es mayúsculo, recibe una dependencia que hizo un papel decorativo en el sexenio pasado, donde el paso de Juan Carlos Gómez Aranda fue desastroso, empezando por Carlos Serrano quien se dedicó a aprovechar su puesto para cualquier otro fin, menos el de comunicar adecuadamente las acciones de esa dependencia. Ahora la responsabilidad recae en Karina Enriquez, quien ha sido gratamente recibida por los representantes de los medios de comunicación, ya que se vislumbra una mejoría sustancial en esa área.

Manuel Velasco Coello pasará a la historia como el primer chiapaneco en presidir la Conferencia Nacional de Gobernadores (CONAGO). Su nombramiento provocó envidias y señalamientos en su contra. También, por ser el primero en aceptar un escaño en el Senado por la vía plurinominal antes de que concluyera su mandato, lo que provocó incluso una intensa batalla mediática y legislativa que aprovecharon sus rivales. Heredó una entidad con los más bajos índices delictivos del país, sin embargo hubieron funcionarios de su gabinete que decepcionaron (incluso al propio exmandatario) y cuyo proceder dañó la imagen de su administración. A pesar de ello, es de reconocerse, Velasco Coello ha logrado afianzar su relación de amistad con los dos últimos presidentes de México, tanto Enrique Peña Nieto como Andrés Manuel López Obrador. Con tan sólo 38 años de edad (7 de abril de 1980), su participación en la vida política continuará.

Raciel López Salazar quien tenía varios años más para continuar frente a la Fiscalía General del Estado, prefirió presentar su renuncia. Con ello, concluyó una larga etapa que él encabezó desde esa instancia de procuración de justicia. Demostró su institucionalidad en los dos sexenios para los cuales desempeñó esa función. Formó su propio equipo de trabajo y logró, junto con las dependencias de seguridad de la entidad, resultados estadísticamente relevantes que fueron reconocidos a nivel nacional.

Jorge Luis Llaven Abarca ha sido una pieza básica en las acciones preventivas que han permitido a Chiapas ser uno de los estados más seguros del país. Fue nombrado por el Congreso del Estado, como Fiscal General. A pesar de la guerra sucia de la cual ha sido objeto, de manera reiterada, su trabajo ha hablado por él y esa fue la carta credencial que el gobernador Rutilio Escandón Cadenas tomó en cuenta para darle la titularidad de la Fiscalía. Cabe recordar que desde la transición, Llaven Abarca fue parte del equipo que formaba parte de los temas de seguridad del nuevo gobierno. Su experiencia e institucionalidad serán elementos prioritarios para alcanzar los resultados que la presente administración se ha trazado.

José Antonio Aguilar Castillejos jamás imaginó la responsabilidad que recaería en sus hombros para el 2019. Se convirtió en uno de los hombres más poderosos de Chiapas de la noche a la mañana, derivado de la responsabilidad que le ha otorgado la administración federal, como “súper delegado”. Ello implica también un gran reto para Aguilar Castillejos, quien deberá caminar con pies de plomo y no descuidar la importancia de verificar el cumplimiento, a detalle, de los compromisos del presidente de México. Hay quienes han intentado abrir fuego, con comentarios injustos en contra de Aguilar Castillejos. Lo han cuestionado por carecer de experiencia para una responsabilidad de esa envergadura. Le critican que sólo fue tesorero del Ayuntamiento de Ixtapa y, co fundador de Morena en Chiapas. Y en efecto, en lo que le ha faltado experiencia es “en robar”, porque a la fecha no hay quien lo pueda señalar por un acto de corrupción. No así a quienes pagan a ciertas “plumas” para intentar menguar el poder político que recae en Aguilar Castillejos.

Marcelo Toledo se le observa un hombre “bien intencionado”. Morenista, sindicalista y con todo el perfil que ha caracterizado a quienes están en la lucha por representar la Cuarta Transformación. Hoy está al frente de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado, desde donde tiene la responsabilidad de darle viabilidad al proyecto legislativo de Morena en Chiapas. Destaca el hecho de que el Congreso local ha conformado un interesante equipo de trabajo en Comunicación Social, encabezado por la exdiputada Elizabeth Escobedo quien ha convertido su despacho en un área de atención y solución para los requerimientos informativos del poder legislativo.

Lo malo, es que no todos en el Congreso están haciendo bien su trabajo e incluso han estado violando la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública del Estado de Chiapas, de manera particular en su artículo 74, referente a las Obligaciones de Transparencia Comunes de los Sujetos Obligados, ya que curiosamente desde octubre a la fecha, no existe información pública, en la página de internet del Congreso, sobre la remuneración bruta y neta de todos los servidores públicos de base o de confianza, de todas las percepciones, incluyendo sueldos, prestaciones, gratificaciones, primas, comisiones, dietas, bonos, estímulos, ingresos y sistemas de compensación. Lo único que se sabe es que los señores y señoras diputadas, reciben una remuneración bruta, de conformidad al Tabulador de sueldos y salarios de 91 mil 318 pesos. Queda en evidencia que a la gran mayoría de los integrantes de la actual legislatura, la austeridad de la Cuarta Transformación no les ha tocado… bueno, sólo cuando les conviene.

En el Congreso del Estado la experiencia es fundamental. Se trata de representantes populares y su trabajo tiene un impacto global en los chiapanecos. En lo que va del presente año, existen algunos personajes que han demostrado su experiencia legislativa. Emilio Salazar Farías, es uno de ellos. Ya con amplia experiencia en la materia, ha sabido encausar la Comisión de Hacienda. El que pasó de noche, fue Juan Pablo Montes De Oca Avendaño, lamentablemente no ha brillado como se esperaba o por lo menos no ha informado qué está haciendo. Cabe señalar que es un personaje que si logra hacer bien su trabajo en el Congreso podría catapultarse a escaños federales, sólo falta que él así lo quiera. Algo similar al caso del diputado Juan Salvador Camacho Velasco a quien se le notan ganas de hacer bien las cosas pero tal vez se ha rodeado de mucho inexperto, porque algo todavía no le cuaja bien. Participativo, combativo incluso, con buenas ideas, ha quedado en la intentona, de seguir así pasará a la historia como uno más de la Legislatura. Caso contrario el de la diputada Aida Jiménez Sesma, quien a sus 24 años de edad está haciendo bien las cosas, paso a pasito. Seguramente tendrá un amplio futuro político en los próximos años. No así Aidé Ocampo Olvera, coordinadora de la fracción parlamentaria del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a quien se le olvidó su rápidamente su pasado obrero (cetemista) y hoy está encapsulada en su oficina, contrario a lo que le dio reflectores en el pasado, su cercanía con la gente.

Regresando al gabinete estatal. Julio César Rincón fue designado responsable de la imagen pública del gobernador Rutilio Escandón Cadenas. Periodista y cercano a la izquierda, tiene la amplia tarea de comunicar las acciones gubernamentales. Ha conformado un grupo interesante, de comunicólogos que lo están acompañando en la reconstrucción del Instituto de Comunicación Social, que destrozó José Luis Sánchez, quien por sus complejos arremetió contra todo lo que lo pudiera opacar y se opusiera a su proyecto personal. Julio César Rincóndeberá aprender de los errores de sus antecesores, en especial, de no rodearse de ineptos e ineficaces como Silvia Hernándezque tanto daño le hizo a la comunicación gubernamental. Es obvio que algunos falsos moralistas, busquen atacar hoy a los entrantes sin argumento mayor que su deseo de seguir pegados al erario, de donde los acostumbraron a ganar dinero sin hacer nada. La ventaja que tiene Julio César Rincónes que además de conocer de información, tiene toda la confianza del gobernador, lo que es básico para consolidar un área tan importante como esa.

Entre los cambios naturales, por la nueva administración, las dependencias han estado realizando nombramientos en las áreas de comunicación. En el caso de la Fiscalía del Estado, llegó el periodista Amir Hernándeza ocupar el espacio que tuvo Héctor Flores quien desempeñó una labor institucional y mesurada, no así el “Zapato Blanco” de la Fiscalía, quien deja un tufo muy cuestionable en su proceder. En lo que respecta a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, llegó Gerardo Ordoñez, en sustitución de Paolina Bonifaz, esta última probablemente una de las mejores voceras institucionales en Chiapas, quien se destacó siempre por un esfuerzo constante en la comunicación de los temas de seguridad de esa dependencia. Son sin lugar a duda, dos instituciones donde la comunicación juega un papel fundamental, como sexenio a sexenio ha quedado demostrado.

Hablando de otros sexenios. El 2018 fue un año de contrastes para los ex gobernadores. En lo que respecta a los que han estado al frente del Poder Ejecutivo recientemente, a algunos les fue muy bien y otros no tanto. En el caso de don Roberto Albores Guillén, este año fue muy movido. Tuvo una amplia participación política, impulsando la candidatura de su hijo, para la gubernatura. Don Roberto Albores, cuando gobernó Chiapas construyó un recuerdo que sigue vigente hasta estas fechas en todos los rincones de la entidad. A pesar de ser víctima de campañas feroces, por ejemplo la del “ego de Soyaló” en su contra y la inhumana persecución contra sus funcionarios, su buen recuerdo persiste.

Entre los que fueron alguna vez injusta y cruelmente señalados, la historia y el destino los puso en su lugar. Es el caso del abogado Florencio Madariaga, quien con el paso de los años se ha afianzado como uno de los abogados más destacados del sureste mexicano, teniendo en su despacho una serie de casos relevantes que hablan de su capacidad y prestigio.

Caso contrario el de Pablo Salazar Mendiguchía, quien buscó ser Senador y perdió. También durante este 2018 le rememoraron la gravedad de sus actos, cuando en la toma de protesta de Rutilio Escandón, la propietaria del Cuarto Poder (periódico de alta circulación en Chiapas) le gritó y recordó el daño causado a su familia por una enfermiza persecución. Pese a ello, Pablo Salazar fue bien saludado y ubicado por Andrés Manuel López Obrador, lo que le ha dado un respiro rumbo a los años venideros. Lo cierto es que Pablo Salazarfue peor ex gobernador, que gobernador. Se dedicó a hacer política y a retar a sus sucesores, rompiendo con reglas elementales no escritas en política.

Distinto a ello el caso de Juan Sabines Guerrero, quien no pisó tierras chiapanecas desde que dejó la responsabilidad de gobernar la entidad. Víctima de una encarnizada campaña negra y de odio promovida a su salida como gobernador, con la intención de pisar los logros alcanzados durante su gobierno y dañar la imagen de uno de los apellidos de mayor resonancia en el estado. A pesar de ello, Juan Sabinesse mantuvo a la distancia, y tuvo la oportunidad de ayudar a miles de paisanos que del otro lado, recurrían a la asistencia consular. Recibió una serie de reconocimientos y menciones por su labor en este año.

Mientras que, Willy Ochoa jamás olvidará el 2018. Se cumplió su sueño de ser gobernador de Chiapas, aunque de manera provisional y derivado de la coyuntura. Muy criticado cuando recién regresó a Chiapas, después de su paso por San Lázaro, por sus múltiples faltas al Congreso local, terminaría siendo invitado a la toma de protesta de Rutilio Escandón con un asiento de “ex gobernador”. Aunque fueron pocos días, bastaron para escribir su nombre en la historia de Chiapas, valdrá la pena saber si al final del día Willy Ochoa acertó al aceptar unos días como gobernador a cambio de un escaño moreno en el Senado. Sólo él lo sabrá.

El 2018 también fue año electoral para definir alcaldes en Chiapas. En la capital, el triunfo lo alcanzó Carlos Morales Vázquez quien por tercera ocasión apareció en la boleta. Se enfrentó a Francisco “Paco” RojasCarlos Penagos. El efecto “López Obrador” y Morena le facilitó cumplir con su sueño de gobernar Tuxtla Gutiérrez. A su llegada denunció que necesitaba dinero para cumplir con obligaciones, entre ellas el pago de salarios y prestaciones a la base trabajadora del Ayuntamiento. Inicialmente, por un error de su equipo de comunicación -no de su titular-, se generó mucha duda sobre el préstamo. Más de 100 millones de nueva deuda se denunciaba. Sin embargo, sería el propio Carlos Morales, en entrevista con el Noticiero en Redes que aclaraba que no era más deuda (que sería heredada a próximas administraciones) por el contrario, era un esquema de financiamiento que quedaría pagado dentro de los tres años de su administración. Ya explicado se disiparían dudas y quedaba en evidencia el interés de Carlos Morales y su equipo para respaldar a la base trabajadora.

En lo que respecta al gabinete tuxtleco, en los próximos años será fundamental la experiencia de Carlos Gorrosino, actual Tesorero, para darle viabilidad al proyecto de transformación que vislumbra Carlos Morales. Hay que reconocer, que si alguien conoce de temas administrativos, normativos y técnicos en el sureste mexicano, en lo que compete a la banca de desarrollo y la forma de conseguir recursos, y encausarlos, en ese rubro es Gorrosino, quien además de tener el conocimiento, posee una trayectoria hasta ahora intachable.

Carlos Morales tiene grandes retos, pero tiene en sus manos la posibilidad de dar buenos resultados, que es lo que la sociedad demanda. Es donde Alexis Sáncheztendrá una labor decisiva en los próximos tres (seis o doce) años. La ventaja que tiene Alexis Sánchezes que cuenta con toda la confianza del alcalde para esta encomienda, en sus manos se encuentra esta gran responsabilidad. Ojalá y se sacuda en el 2019 de malas asesorías, como las de un tal “Fito” que provocaron burlas innecesarias, como los “horrores ortográficos” en mamparas y comunicados oficiales. Sin embargo, y tres meses después de iniciada su labor, Alexis Sánchezha hecho un importante esfuerzo por llevar la comunicación del ayuntamiento a pesar de las dificultades propias que ha encontrado.

En San Cristóbal de las Casas el 2018 fue un año para celebrar. La salida, por la puerta trasera de Marco Cancinoy su banda abrió la esperanza, que todavía persiste. Llegó a gobernar Jerónima Toledo, lo que ilusionó a propios y extraños. Los intereses multimillonarios enraizados -por cierto-, en la gélida ciudad han impedido el avance, por lo menos eso es lo que se percibe en estos tres meses.

Caso contrario el de Oscar Gurría, alcalde de Tapachula. Quien desde el primer momento se puso entre la espada y la pared, primero al defender a capa y espada a su antecesor. Posteriormente al rodearse de personajes de muy dudosa calaña, confió toda su estrategia a las copas… tanto las etílicas como las tallas “C”. Lamentablemente está siendo utilizado el doctor por sus propios enemigos, quienes le están tendiendo la camita para evitar su crecimiento a nivel estatal, con el fin de que su proyecto ya no crezca. Si no se da cuenta, que se vaya olvidando desde hoy de la reelección, menos de una diputación federal y obviamente de una Senaduría. Está echando la oportunidad de su vida por el caño.

Mientras en Comitán, Emanuel Cordero, poco a poco va agarrando las riendas del ayuntamiento. No le ha sido fácil el arranque, pero tendrá mucho que aprender en los próximos años. Su juventud es tanto su fortaleza como su punto más débil. Víctima de feroces campañas digitales, recibe el 2019 sin pena ni gloria. Será al arranque de año cuando demuestro de qué está hecho. Por sus características podría ser el ejemplo de que los jóvenes de Morena saben gobernar. De él depende.

En Chiapa de Corzo, el alcalde Jorge Molina Gómezha tenido un acierto y un desacierto. El error, el permitir que se utilicen los recursos y tiempos del ayuntamiento para eventos musicales que en nada promueven a la ciudad. Si quería ayudar a su cuate Carlos Macías, lo hubiera mandado a Oceánica a rehabilitarse del trago, lo que le ayudaría mucho a evitar problemas y no, obsequiarle una dirección dentro del ayuntamiento. El acierto, fue haber aglutinado tres dependencias en una, la Dirección de Giras, Eventos Especiales y Comunicación Social, la cual la encabeza un Médico Veterinario, Antonio Concepción Gómez Náfate.

En lo referente al Senado de la República, el 2018 fue un año de contrastes para la bancada chiapaneca. En primera instancia, el único que ganó con el voto de los chiapanecos fue Eduardo Ramírez Aguilar, por Morena. Terminó encabezando la fórmula ganadora, que por consecuencia otorgó un escaño a (la gris y verde) Sasil de León Villard. El Jaguar Negroha estado muy cercano a las decisiones más relevantes en el Senado y tiene una cercanía especial con el coordinador de la bancada morenista, Ricardo Monreal. La plataforma que le otorga la comisión de Puntos Constitucionales la ha sabido capitalizar bien. Hoy sigue tejiendo en el Senado acuerdos y temas nacionales. Su reto en los próximos años será no descuidar la estructura que construyó durante seis años, ya que será puesta a prueba en la intermedia.

Caso contrario, el de Sasil de León, quien desaprovechó la oportunidad que le otorgaron inmerecidamente para encabezar la Comisión de la Medalla Belisario Domínguez. Por eso el dicho, el que nace para maceta, del pasillo no pasa… Aunque nadie cuestiona los elogios al presidente Andrés Manuel López Obrador, la forma tan burda en que los hizo la ridiculizó, y además, sirvió para que la oposición criticara al presidente, cuando él no tenía la culpa del discurso que Sasil de León propinó para agradecerle su inmerecido escaño en el Senado.

En lo que respecta al tercer Senador, Noé Castañón, su llegada fue más que complicada. Una situación familiar, avivada por diversos intereses, manchó su nombramiento. A pesar de ello, Noé Castañónasumió con entereza la responsabilidad y aguantó firme todo el embate. Es pues, el tercer escaño chiapaneco y eso, si no se lo quitaron cuando lo intentaron con todas sus fuerzas, ahora menos. Cabe reconocer el acompañamiento que tuvo de sus verdaderos amigos, de quienes a pesar de la tormenta no dejaron de creer en él y apoyarlo, como Pepe Albores, quien además de ser uno de los personajes más destacables (o lo poco rescatable) dentro de lo que queda del PRI chiapaneco siempre acompañó esta lucha. El cuarto senador es el ex gobernador Manuel Velasco Coello, quien hasta este momento sigue contando con licencia, por lo que se espera pueda asumir una responsabilidad en próximas fechas.

Otros actores tuvieron una participación importante durante este 2018. Amador Rodríguez Lozanoreapareció en el terreno electoral y nuevamente ganó. Se ha hecho la fama, en base a resultados, que en todas las elecciones donde él opera sus candidatos han salido ganadores. Le sabe a lo electoral y véalo así, de una forma u otra es un amuleto de la buena suerte para quienes lo han incorporado a sus equipos, fue el caso de Morena en Chiapas. Otro que tuvo mucho movimiento, fue Ricardo Aguilar Gordilloquien también se sumó a la ola morenista. Valdrá la pena saber qué le depara el destino al ex secretario de Educación de Chiapas, ya que los tiempos han cambiado, y el fortalecimiento del grupo que encabeza la Maestra Elba Esther Gordillo es más que evidente.

En el plano nacional, el 2018 quedará registrado como el año en que por fin se le reconoció un triunfo electoral a Andrés Manuel López Obrador. Después de tres intentos y de enfrentarse recurrentemente a elecciones de estado, el tabasqueño logró lo que parecía imposible. Derrocó al PRI y arrasó con el PAN. López Obrador recibió un país con sed de revancha y con condiciones económicas complejas. En tan sólo un mes, el presidente Andrés Manuel López Obradorha tenido una serie de aciertos que sus críticos no reconocen. Por ejemplo, se elevó el salario mínimo (en una proporción que tenía décadas que no se incrementaba); derogó la mal llamada Reforma Educativa, un reclamo de las bases magisteriales; se bajó el sueldo y convocó a otros funcionarios a hacer lo mismo; dio inicio a uno de los proyectos más importantes de la historia, para el desarrollo económico del sureste mexicano, el Tren Maya; informa al pueblo de México, de lunes a viernes, desde las 7 de la mañana en conferencia de prensa. Eso sin mencionar que ha puesto en práctica la democracia participativa (consultas) y ha buscado mecanismos para ahorrar recursos (como el proyecto del aeropuerto de Santa Lucía) y el combate frontal a la corrupción, y delitos como el huachicoleo. Todo eso, en tan sólo un mes como gobernante.

Dentro del gabinete de Andrés Manuel López Obrador destaca la presencia de una serie de políticos chiapanecos. Nunca, tantas personas nacidas en estas tierras habían llegado a tan altos puestos. María Luisa Albores González fue nombrada Secretaria de Bienestar (lo que antes era Desarrollo Social), quien por cierto hace unos días se reunió con el gobernador Rutilio Escandón Cadenas en la capital chiapaneca. La oriunda de Ocosingo, está preparada, es especialista en economía social, y lleva en su sangre genética chiapaneca y el conocimiento de las carencias de esta región del país, por lo que, por primera vez, existe una esperanza bien fundada por los chiapanecos de que ella, desde ese puesto, pueda ayudar a la entidad a salir (en la medida de lo viable y posible) del rezago histórico en la que ha estado sumergida.

Mención especial merece Josefa González Blanco Ortiz Mena en la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, quien lleva también en las venas sangre chiapaneca. Hija de un exgobernador y exsecretario de Gobernación, Patrocinio González Blanco Garrido, es licenciada en Derecho por la Anahuac y ha sido, además de catedrática de la Unam es reconocida por diversas acciones de carácter altruista. Trae en su sangre la política, pero también las acciones de conversación y cuidado del medio ambiente, por ejemplo con la guacamaya roja y otras especies de vida silvestre.

El exdiputado federal Guillermo Santiago Rodríguezfue nombrado titular del Instituto de la Juventud. Aunque la diputación la ganó por “tómbola”, su lugar en la administración federal se la ganó a pulso. Si alguien representa a los jóvenes morenistas es él. Y si bien, fue objeto de críticas en su momento, también hay que reconocerle que fue institucional y fiel a su proyecto político, Andrés Manuel López Obrador. Santiago Rodríguez estará en las boletas, en la intermedia o en el 24, no tenga la menor duda.

Otro chiapaneca que tiene un lugar destacable dentro de las decisiones políticas más relevantes del país es Zoé Alejandro Robledo Aburto. Es de los pocos que prácticamente todos los días laborales, desde que inició la presente administración, ha estado cerca del presidente López Obrador. Zoé tiene la gran oportunidad de demostrar su capacidad para atender diversos temas nacionales. Su futuro político es tan grande como la responsabilidad que le ha otorgado el titular del Ejecutivo. Si no se marea, si se decide a sumar y no a revanchas particulares, póngalo como uno de los rivales a vencer en el 2024… pero para eso, falta mucho, pero mucho, trayecto.

Conocedor del Derecho, Juan Gabriel Coutiñoforma parte de los chiapanecos que se han incorporado al gobierno de López Obrador. El Director General de Juegos y Sorteos de la Secretaría de Gobernación (Segob), fue titular del Poder Judicial de Chiapas y cuenta con una amplia experiencia jurídica. Se ha caracterizado por ser institucional y dar resultados, hoy lo tendrá que refrendar desde Bucareli.

Luis Armando Melgar Bravo es otro personaje que estará muy presente en los próximos años en Chiapas. Después de haber sido Senador, tuvo la oportunidad de recorrer la geografía chiapaneca y forma parte de uno de los grupos con más poder económico y mediático a nivel nacional. Lamentablemente en su camino dejó algunos pendientes Tomás Torres. Mientras tanto su hermano, Aarón Yamil Melgar Bravosecretario de Economía y del Trabajo, ocupa una posición donde tiene amplia experiencia (fue delegado del Trabajo y del Seguro Social) e hizo una buena labor. Dicho sea de paso, podría ser uno de los “perjudicados” si echan atrás las notarías que fueron otorgadas por la administración pasada.

En lo que respecta al gabinete federal, hay algunos personajes que llaman la atención. La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, quien demostró su calidad humana, cuando después de un acto de provocación en Puebla -en las exequias de los ex gobernadores Rafael Moreno y Ericka Alonso-, en lugar de politizar el tema, actuó como una verdadera responsable de la política interna, conciliadora, pero sobretodo humana. Di una clase de política, a propios y extraños.

Marcelo Ebrard es otro que ha acaparado los reflectores. Indudablemente, y no tiene nadie por qué enojarse, es uno de los gallos para el 2024. Espacio que seguramente competirá con dos mujeres (Claudia Sheinbaum PardoTatiana Clouthier) así como con alguien del sur. Como canciller ha dejado una buena impresión. Ebrard es capaz y tiene mucha preparación, dicho de otra manera, no es un improvisado y tiene las tablas suficientes para la encomienda que hoy tiene, la de representar a México en el extranjero. Lo que más agrada, es que es un representante de la izquierda, pero sin llegar a los extremos. Y eso, en materia de política exterior, es muy relevante en especial por la sana relación que existe con nuestros vecinos del norte.  

Jesús Ramírez Cuevas, en Comunicación Social de la Presidencia, ha hecho un buen trabajo hasta el momento. Sin sobresaltos, está atendiendo la relación con los medios de comunicación, cuya complejidad se ha incrementado con la aparición de miles de medios digitales, que en algunos casos hasta han desplazado a los medios tradicionales. La ventaja que tiene Jesús Ramírez es que proviene de las entrañas del periodismo verdadero y eso es algo que se agradece, porque cuando un gobierno informa quita espacios a la especulación e incertidumbre.

Aquí valdría la pena hacer un paréntesis y ver cómo ha evolucionado la comunicación en los últimos años. A pesar de ello, hay espacios que se han consolidado y cuya fuerza, impacto son innegables. Es el caso de las Líneas Editoriales del Grupo Valanci, las cuales desde la Ciudad de México (con Radio Chapultepec), Veracruz (5 estaciones), Tabasco y Chiapas y otras más en la república, cada hora influyen en la opinión de millones de personas que escuchan la radio. Por ejemplo, este 2018 que está por concluir, ese grupo radiofónico fue el único en realizar sondeos sobre la opinión de la gente del sureste mexicano sobre el proyecto del Tren Maya. Lo mismo se escuchó la postura de los prestadores de servicios, como de estudiantes y los distintos sectores, mismos que coincidieron en los beneficios de este importante proyecto. Bajo el liderazgo del empresario Simón Valanci Buzali, se ha consolidado ese grupo de medios como uno de los más importantes del sureste mexicano y seguramente en el 2019 seguirá su expansión.

Regresando a la administración pública, el jefe de la Oficina de la Presidencia de la República, Alfonso Romo, es sin lugar a duda, uno de los mejores elementos que tiene Andrés Manuel López Obrador en su gabinete. Aporta experiencia, carácter y mucha confianza. Un personaje que se ha ganado un lugar muy especial en la toma de decisiones. Pero tiene una ventaja, muy especial, Romo no aspira a un cargo público cuando termine la presente administración, lo que lo hace por demás confiable.

El secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú es uno de los pilares para el presente gobierno. Un hombre decente, muy preparado y con la experiencia técnica necesaria para enfrentar dos temas muy relevantes que marcarán el destino de la actual administración federal. El primero, el accidente aéreo donde perdieron la vida los exgobernadores de Puebla, Rafael Moreno Valle y su esposa. El segundo, el (nuevo) aeropuerto internacional de la Ciudad de México. En ambos casos la credibilidad, muchos puntos en los estudios demoscópicos, están en juego. Nadie mejor que Jiménez Espriú para estar al frente de esos temas. Si ya era complicado el asunto con lo del aeropuerto, ahora con la coyuntura provocada por el accidente, el titular de Comunicaciones y Transportes deberá redoblar esfuerzos, porque ambos frentes son decisivos para el futuro del gobierno de López Obrador.

Alejandro Gertz Manero,aunque no lo aparenta, esta próximo a cumplir 80 años. Con una experiencia invaluable, producto de haber estado distintos cargos públicos y en la academia, es el actual cerebro detrás del fuerte golpe que el gobierno federal le está dando a los huachicoleros. El presidente le otorgó la confianza para ser parte del engranaje que hoy está poniendo en jaque a quienes gozaban de impunidad. Sin duda alguna, uno de los aciertos del gobierno lopezobradorista.

La que empezó muy bien su gobierno fue Claudia Sheinbaum Pardo. Tiene usted que apuntarla para el 2024. Ha dado golpes mediáticos muy interesantes, pero también ha demostrado ser una de las pupilas que más representa los ideales de Morena (entiéndase la visión de su fundador, Andrés Manuel López Obrador). Sheinbaum destaca por muchas razones, una de ellas es la desaparición de los “Granaderos”. Supo dar un golpe mediático y social muy interesante, movió sentimientos y dejó en claro que su gobierno no será represor. Algo que en la Ciudad de México hacía mucha falta. Tiene todo, sí, tiene todo para estar más que presente en la competencia venidera (junto con Ebrard, Clouthier y alguien nacido en el sur de México).

Tatiana Clouthier Carrillo, actual diputada federal de Movimiento Regeneración Nacional, está jugando muy bien sus cartas. Y obviamente lo hace con consentimiento de “ya saben quien”. Tiene una postura crítica, es parte de su ADN. Si alguien luchó por la transformación de México, fue su padre, el granManuel de Jesús Clouthier del Rincón, “Maquio”. No la descarte a ella en el 2024, porque podría ser una ficha que bien recibiría Acción Nacional y otros partidos para contender rumbo a Palacio Nacional. No es aventurado pensar que puede darse una competencia pronto en México, rumbo a la silla presidencial. Con sus bromas, como si fuera muy “milenial”, ha ganado la simpatía de un sector de jóvenes. El tiempo dirá si la “bati señal” le alcanza para ser gobernadora de su tierra natal (Sinaloa) o para algo más.   

José Antonio Meade tuvo un año muy complicado. Fue lanzado al precipicio por un partido que sólo lo utilizó y lo abandonó en el proceso electoral. El PRI sentenció su futuro. A diferencia de Ricardo Anaya, el excandidato del tricolor salió (en lo personal) bien librado a pesar de todo el lodo que se tiraron durante el proceso electoral. Lo cierto es que Meade, ni Superman, ni nadie, hubiera podido con la lápida tan pesada que representaban las siglas del PRI y menos para contender contra (un muy popular) Andrés Manuel López Obrador. Eso sí, a diferencia de Meade, muchos que supuestamente trabajaron para él (o su campaña) fueron los primeros en agarrar hueso con los ganadores del proceso electoral del 2018. Hubieron pocos que sudaron la camiseta y dieron todo hasta el último momento por el proyecto de Pepe Meade, entre ellos Julio Di Bella, quien aportó su experiencia y trabajo a esa campaña. Se espera el regreso (en el 2019), del dos veces titular de Hacienda, al terreno político, la gran pregunta es dónde.

Hablando de Hacienda, la contadora Rosalinda López Hernández fue designada Gerente Administradora General de Auditoría Fiscal de la Federación del Servicio de Administración Tributaria. Uno de los puestos más relevantes dentro de la estructura encargada de la recaudación en nuestro país. Junto con Margarita Ríos-Farjattrabajarán para acabar con los delincuentes de cuello blanco que por medio de facturación apócrifa quebrantan el erario. Hay que reconocer la estrategia de la presidencia en estos nombramientos, porque mientras la titular de Hacienda es del norte, Rosalinda tiene sus raíces en el sur. Dos mujeres con probada experiencia y con intachable trayectoria, con una labor titánica para revertir las inercias del pasado.

Por cierto, la iniciativa privada jugará un papel muy importante en el 2019 para el desarrollo de México, Chiapas y del sureste mexicano. El nombre del empresario Rómulo Farrera Escudero, y el prestigio que ha construido en base a su trabajo y visión de negocios, sirve como ejemplo en esta región del país. Si hubiera más empresarios como Rómulo, que confían y le apuestan a Chiapas, las condiciones de la entidad serían muy distintas. El crecimiento y consolidación de su grupo no es producto de la casualidad, es el reflejo del liderazgo que ha plasmado don Rómulo Farrera.

Caso contrario, el de los diputados federales chiapanecos a quienes no se les observa ni brújula, menos cabeza. Poco o nada se puede decir del trabajo de Leticia Arlett Aguilar Molina(distrito 9), desde su llegada a San Lázaro, a excepción de aquella reunión a la que llegó con otros miembros del magisterio a la “Casa de Transición” con Andrés Manuel López Obrador. Lo mismo el caso de Marco Antonio Andrade Zavala(plurinominal), quien concluye el 2018 sin haber dado algo positivo de que hablar. La honrosa excepción, dentro de este primer paquete de legisladores fue Raúl Eduardo Bonifaz Moedano(suplente de Zoé Robledo, por el distrito 6) quien demostró experiencia y tablas, dentro de la bancada de Morena en la cámara. Su experiencia se hizo presente en varios momentos, como lo reconocen sus propios compañeros de bancada.

Otro de los legisladores plurinominales que pasaron sin pena ni gloria este 2018, fue Patricia del Carmen De la Cruz Delucio. Caso idéntico, el de Clementina Marta Dekker Gómez (distrito 5). Nada se puede rescatar, en verdad, de su labor en lo que lleva la presente legislatura. Entre azul y buenas noches, el trabajo de José Luis Elorza Flores(distrito 12), en especial porque sí intentó estar al pendiente de las demandas de sus representados, ojalá y no quede en buenas intenciones. Nada que decir bueno de Juan Enrique Farrera Esponda(distrito 10) como de María Roselía Jiménez Pérez(distrito 8).

A pesar del espíritu navideño y de alegría por el fin de año, es difícil encontrar algo tan siquiera destacable realizado por Emeteria Claudia Martínez Aguilar(diputada plurinominal) o por el homónimo del alcalde de Tuxtla Gutiérrez, el también pluri Carlos Alberto Morales Vázquez. Eso sí, para las fotos dentro del recinto legislativo, hasta posando y toda la cosa, salieron muy buenos.

De toda la bancada chiapaneca, la única que brilló con luz propia fue Manuela del Carmen Obrador Narvaéz (distrito 1). Su liderazgo se hizo presente desde su llegada a la Cámara de Diputados. Además, trasciende que fue una de las principales gestoras para que en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF 2019) Chiapas tuviera un lugar privilegiado. En verdad se le agradece, es la clase de gestoría que se concreta en un beneficio directo para la entidad. 

Humberto Pedrero Moreno (distrito 2)podría tener un crecimiento muy grande al interior de la bancada de Morena en los próximos años. Con la experiencia que ha acumulado en los últimos años (en la administración pública) así como las relaciones que ha construido, podría jugar un papel muy importante para su partido desde el legislativo. No contestando las llamadas y evadiendo instrucciones que le fueron dadas, difícilmente logrará el objetivo.

Por otra parte, el que sorprendió desde la llegada a la Cámara de Diputados es Miguel Prado de los Santos(distrito 7) y no precisamente por su trabajo legislativo, del cual poco o nada se puede destacar, sino porque hasta el momento no ha hecho ningún escándalo que lo vuelva tendencia en redes sociales. Igual de gris, el trabajo de Roque Luis Rabelo Velasco (distrito 4) y el de Rogelio Rayo Martínez(distrito 11). Y como si fuera una epidemia, tampoco hay nada que se pueda destacar de Maricruz Roblero Gordillo(distrito 13), ni del plurinominal Jorge Ángel Sibaja Mendozao de Alfredo Vázquez Vázquez(distrito 3).

El que no aparece en la lista, es el diputado federal (con licencia) Roberto Rubio Montejo, quien fue uno de los principales operadores políticos del gobierno de Manuel Velasco. Rubio fue uno de los pocos que puso el corazón y el alma, para operar temas sensibles de gobernabilidad. Hombre leal y comprometido con su jefe político, se quedó hasta el último minuto, prácticamente a apagar la luz de palacio, mientras otros ya habían abandonado el barco antes de que concluyera el sexenio. A pesar de contar con una Maestría en Derecho (Unach), el exsecretario Técnico del gobierno estatal nunca perdió la sencillez que lo caracterizó. De los pocos que no se marearon en seis años.

Y ya que se mencionaba la Universidad Autónoma de Chiapas (Unach), en este 2018 se registró el cambio en rectoría, y con la llegada del Dr. Carlos F. Natarén Nandayapase revive la esperanza de que mejoren las cosas para la comunidad unachense. Dentro de los reclamos que existen, y que deberá atender el nuevo rector, es la duplicidad de plazas. Se menciona (y suena muy fuerte) que hay personas que tienen dos plazas -de manera ilegal- tanto en la Unach como en otras dependencias (como el Icatech). Varios apellidos: Pérez, Méndez, Coutiño y otros estarían apareciendo repetidos en las dos nóminas. Y ya que se habla de la Unach, el que dejó un buen recuerdo por su administración en la Colina, fue Jaime Valls Esponda presidente de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES). Por cierto, fue recibido por el gobernador Escandón en su despacho, donde el mandatario chiapaneco expuso que se tiene contemplada la construcción de seis nuevas universidades públicas en los próximos 6 años. No hay necesidad de reiterar que Jaime Valls está más vigente que nunca y dejó un buen recuerdo en la comunidad universitaria.  

Hablando de universidades, en el 2018 destacó el trabajo de la Politécnica de Chiapas, en especial el esfuerzo de su rector, Nabor Ballinas por promover mejores condiciones para los estudiantes de esa institución y que se ha caracterizado, desde su fundación, en ser un ejemplo de trabajo alejado de la grilla que generalmente rodea a las instituciones académicas. Caso contrario el de la Unicach, donde el jaloneo estuvo intenso. A pesar de ello Rodolfo Calvo Fonseca logró detener el barco y enderezarlo, en el último trienio del año.

Ya que se aborda el tema de educación, el 2018 quedará registrado en la historia por dos sucesos. El primero (en orden cronológico) que la Maestra -chiapaneca- Elba Esther Gordilloquedara libre, por falta de elementos probatorios en su contra, lo que evidenció una operación gubernamental en su contra, que la tuvo tras las rejas e incluso le impidió despedirse en vida de su hija. Su principal delito, fue oponerse públicamente a la reforma educativa realizada por el gobierno pasado. La maestra está de regreso y los que la conocen saben que tiene muy buena memoria. El segundo suceso, fue la derogación de la “mal llamada Reforma Educativa”. Andrés Manuel López Obrador cumplió su palabra con el magisterio, y dicho sea de paso, fue una forma de corresponderle a los maestros su apoyo, que fue más que evidente durante el proceso electoral. Con López Obrador y Esteban Moctezuma Barragánen la Secretaría de Educación, se respiran nuevos tiempos en la educación de nuestro país, de entrada, los maestros ya no son los enemigos del estado.

Donde también los cambios se hicieron presentes, en el 2018 fue en distintas entidades, como Veracruz, donde el cacicazgo de los Yunes ya no prosperó más. La llegada de Cuitláhuac García Jiméneza la gubernatura ha revivido la esperanza de que las cosas puedan reencausarse. Sin embargo, mientras el gobernador no logre sacudirse del fiscal Jorge Winckler Ortiz(quien fue heredado e incrustado por Yunes), las cosas no avanzarán. Está tapando todo y se aferra, como acto de supervivencia política y para evitar que se investigue el cochinero existente, al grado de que solicitó un amparo de la justicia federal contra los Poderes Ejecutivo y Legislativo de su estado, lo peor del caso es que se lo otorgaron. En otras palabras, a pesar de la voluntad que pueda tener Cuitláhuac, mientras siga Winckler ahí, poco o nada de justicia se podrá hacer a los veracruzanos sedientos de que se acabe la corrupción e impunidad.

Hablando de justicia, en Chiapas, Juan Oscar Trinidad Palacios ha hecho un destacable trabajo. Apartado de los reflectores mediáticos, también fue víctima de señalamientos infundados durante el 2018. Es sin lugar a duda, un hombre institucional, que se ha ganado a pulso tener esa alta encomienda.

Donde también la sociedad exige una investigación a fondo, como se mencionaba anteriormente, es en Puebla. La muerte de Martha Érika Alonso HidalgoRafael Moreno Valledebe aclararse sin dejar lugar a duda. Lo lamentable es que se quiera usar una tragedia para hacer política, o peor aún, para intentar responsabilizar (sin pruebas) a un gobierno o personaje. Estamos en la era de la tecnología, pero también en la de los memes y las “Fake News”. Tristemente se evidenció el uso de “bots”, “granjas de troles” y otros mecanismos digitales para promover una acusación sin sustento contra el presidente López Obrador por este caso. Así no. Es muy ruin usar la muerte de 5 personas para atacar a una persona o grupo político. Eso es una vergüenza.

Por cierto, el año 2018 quedará registrado como el de los dos procesos electorales en la entidad chiapaneca. SI bien es cierto inicialmente Oswaldo Chacón Rojasfue sujeto a ciertas críticas por la conducción del proceso, Adriana Bravose esforzó por comunicar el trabajo de la dependencia. Chacón Rojas logró, al final del camino, recomponer y mejorar mucho la imagen del Instituto. Y lo que es más importante, concluyó Chacón cerrando bien este, muy complicado, año.

Año también donde María Elena Orantes López participó, buscando un escaño federal. Ella sigue vigente en la política chiapaneca, mujer que no debe perderse de vista, ya que como oposición podría destacar en los próximos años, tomando en cuenta que tiene la experiencia y relaciones para lograrlo.

Por último, y en otros temas, el 2018 tampoco fue el año del Cruz Azul. Pero tampoco de los Pumasy menos del Guadalajara. Se alzó con la corona el América. El 2019 promete ser muy interesante, en el mundo de los deportes, aunque mientras el título cambia de manos, los de Coapa seguirán celebrando su supremacía con 13 títulos.

Desde este espacio, los colaboradores y directivos del Noticiero en Redes, te deseamos que todos tus sueños se cumplan en este 2019. Salud, paz, amor, trabajo, dinero y todo lo que tu y tus seres queridos merecen. Agradecemos mucho la oportunidad que nos diste de informarte durante el 2018 y queremos agradecerte por ser parte de los más de 600 mil seguidores que el Noticiero en Redes tiene en sus redes sociales.

Feliz inicio del 2019…