La construcción de edificios bajo los principios de calidad y seguridad evita víctimas mortales ante un fenómeno natural, señala docente de la UNACH

  • Diserta el académico Guillermo Alonso Solís la ponencia “Daños en Estructuras por Sismos”.
  • Participa la comunidad de la Facultad de Ingeniería de la UNACH en el Cuarto Congreso Académico de Geotecnia – Estructuras

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.- Todos como profesionales tenemos la responsabilidad de contribuir al cumplimiento de las leyes de construcción, de desarrollar con ética y rectitud nuestra profesión de ingenieros, para evitar daños y victimas durante posibles fenómenos naturales, afirmó el docente de tiempo completo de la Facultad de Ingeniería de la UNACH, Guillermo Alonso Solís durante la ponencia “Daños en Estructuras por Sismos”, presentada en el marco del Cuarto Congreso Académico de Geotecnia – Estructuras.

Ante los alumnos y docentes presentes en el auditorio de la Facultad de Ingeniería de la UNACH, explicó que quienes forman como profesionales de la ingeniería a las nuevas generaciones, deben tener en cuenta los principios éticos y de calidad profesional, además del conocimiento,  para que todas las estructuras que se construyan cuenten con elementos seguros en caso de sismos.

“En el año de 1995, con el sismo de Villaflores, en esta Facultad despertamos a una realidad sísmica en el estado, es luego de este fenómeno natural que buscamos la implementación de la materia de ingeniería sísmica, que se fortaleció con la experiencia obtenida en el estudio de los daños provocados por este temblor”, acotó.

Durante esta plática, que se desarrolló también en el marco de la Jornada de Ingeniería 2019, presentó imágenes ilustrativas de los daños provocados por los últimos sismos que se han sentido en nuestra entidad, donde se observan cuarteaduras, daños a pilares, muros y caída de estructuras.

Alonso Solís, destacó que como principio básico para evitar daños mayores, el edificio debe contar un sistema donde los elementos deben aislarse de la estructura, para evitar interacciones con ella o contar con una integración estructural, entre otras acciones más que permitan brindar seguridad a los habitantes o usuarios de ellas.

“Como responsables de la construcción de edificios públicos y particulares debemos vigilar que las mismas cumplan con los elementos de seguridad marcados por la ley, con ello no solo evitamos problemas jurídicos, sino también algo con mayor valor, evitamos daños que pueden ser mortales en algunas ocasiones”, finalizó.