Presidente supervisa avances del Programa de Mejoramiento Urbano en Sonora; llama a la disciplina para contener contagios de COVID-19

El presidente Andrés Manuel López Obrador supervisó el avance de la construcción de la Escuela Primaria Federal Topahue, que forma parte de las acciones del Programa de Mejoramiento Urbano en San Luis Río Colorado, Sonora.

Destacó que se trata de una obra bien hecha y dijo que regresará a inaugurarla. Además de este proyecto, la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) lleva a cabo la edificación de los parques Gabriel Leyva, La Tortuga y Nuevo San Luis; una Unidad de Medicina Familiar, un jardín de niños, un estadio de béisbol y un centro de rehabilitación, además de pavimentación de avenidas.

Con esto, dijo el mandatario, “sabemos que no ha habido pérdida de tiempo en 16 meses de gobierno” y expuso que las obras benefician a mil familias con una inversión superior a los 400 millones de pesos.

Reconoció la labor del equipo de la Sedatu y su titular Román Meyer Falcón, en la implementación de esta iniciativa “con honestidad, sin corrupción, a tiempo, con sentido de la belleza, sin hacer las cosas en serie, de acuerdo con la idiosincrasia de los pueblos y los materiales que existen en cada región”.

México superará contingencia por COVID-19 con responsabilidad; presidente llama a la disciplina para contener contagios

El presidente López Obrador reafirmó su compromiso de enfrentar la pandemia de coronavirus de manera disciplinada, honesta y austera, “sin afectar a la gente”.

“Podremos salir adelante y enfrentaremos la adversidad porque desde el inicio del gobierno se definieron las prioridades, que no habría corrupción, impunidad ni lujos en el gobierno. Así se ahorra muchísimo y eso nos permite contar con presupuesto. La austeridad republicana no solo es un asunto administrativo, sino de principios”, enfatizó.

En la contingencia sanitaria por coronavirus, explicó, el gobierno federal decidió blindar a los pobres, prueba de ello es que desde esta semana se entregan por adelantado cuatro meses de pensiones a adultos mayores y menores con discapacidad.

Anunció que se ampliarán los programas Jóvenes Construyendo el Futuro y Tandas para el Bienestar.

“Este año teníamos contemplados 500 mil créditos a pequeños negocios, pero para reactivar la economía serán 500 mil más, que significarán recursos adicionales de 25 mil millones de pesos; un millón de pequeños negocios beneficiados”, detalló.

A diferencia de otros países, dijo, “la mitad de la población económicamente activa está en la llamada economía informal; muchas personas se buscan la vida como pueden, por eso hay que apoyarlos, tenemos los recursos para eso”.
Aseguró que en su mandato no se pedirá crédito al Fondo Monetario Internacional porque ahora hay finanzas públicas sanas; “hemos sabido administrar el dinero del pueblo y no endeudaremos al país. Tampoco aumentó el precio de la gasolina. Decidimos bajarla como no se había visto” en años recientes.

Reiteró el llamado para que en la Administración Pública Federal solo trabajen aquellos funcionarios indispensables para la ciudadanía. En el caso de las empresas, exhortó a que concedan ausencia con goce de sueldo y prestaciones a los trabajadores.

“Se requiere de la solidaridad. Están respondiendo los empresarios, pocos son los que despiden al trabajador por avaricia. Afortunadamente muchos integrantes de la iniciativa privada tienen dimensión social”, subrayó.

El presidente indicó que continuará tomando decisiones con base en las recomendaciones de los técnicos, científicos y médicos.

Aseguró que las conferencias diarias a las 19:00 horas (hora del centro) abonan a la transparencia.

“México es de los menos afectados en comparación con otros países. Necesitamos conservar la disciplina para que no se desborde la epidemia y podamos salir pronto, reactivar la economía y lograr la Cuarta Transformación de la vida pública”, expresó.